Press "Enter" to skip to content

Mitos y realidades acerca del COVID19: Guía para los Hispanos

Fotos: Carlos J. Casillas

A un año del primer caso de Covid-19 detectado en EE. UU. el pasado 21 de enero, las estadísticas muestran que la comunidad Hispana/Latina ha sido la más afectada durante esta pandemia

Carlos J. Casillas G.

Estados Unidos ocupa desde finales de marzo del 2020, el nada honroso primer lugar mundial en casos confirmados y muertes por el virus SARS-CoV-2. Actualmente (segunda semana de febrero 2021) el número de infectados en el país es de 27 millones de personas, y poco más de 470 mil muertos.

En el cuadro informativo se observa que el porcentaje de población enferma y fallecida en el Condado Angelino es mayor al promedio en todo el estado.

Pero en Downey es mayor ese promedio (14.4 por ciento enfermos, 0.19 por ciento decesos) lo que sitúa a la ciudad dentro del top 10 de poblaciónes más afectadas dentro del área metropolitana de Los Ángeles, solo por debajo de: East LA, Glendale, Lancaster, Palmdale, Pomona, Santa Clarita, South Gate, Los Ángeles y Boyle Heights.

Claramente se nota un descontrol en los contagios dentro de nuestra ciudad con 64 positivos diarios, y cuatro muertes al día.

Peor aún, las esatadísticas muestran que el 47.7 por ciento del total de enfermos, y el 52.2 por ciento del total de muertes por el virus en el Condado, son personas de la comunidad hispana/Latina.

Al ser Downey una ciudad de mayoría Latina con el 74 por ciento de la población total, la precaución debe ser mayor para evitar contagios y muertes por dicha enfermedad, por lo que este medio de comunicación se dio a la tarea de recabar información importante para nuestra comunidad.

Downey Latino consultó en Guadalajara al médico neumólogo Jaime Alejandro Sánchez Gutiérrez, quien es experto en enfermedades pulmonares, capacitado para diagnosticar y tratar problemas respiratorios como asma, neumonía, tuberculosis, cáncer pulmonar y por su puesto, Covid-19.

Desmitificar y aclarar

La principal forma de transmisión sigue siendo por vía aérea”, afirma contundente el médico Sánchez Gutiérrez. Lo confirma la FDA y CDC: “La transmisión por vía respiratoria es la forma de contagio predominante”.

Se presume que el contacto directo y los fomites (objetos inanimados) son un medio de contagio, pero solo son un modo poco usual de transmisión, aclaran también las agencias médicas.

Asegura Jaime Sánchez que el calzado, ropa, objetos y superficies son factores de transmisión muy poco probables; “no es necesario que te acabes el celular limpiándolo; lo importante es que te laves las manos o te apliques gel sanitizante varias veces al día”.

Un contacto de alto riesgo según la OMS y la FDA, es por ejemplo, dos o más personas juntas, con una de ellas que esté infectada, a menos de seis pies durante más de 15 minutos, y peor si están sin mascarillas”, dice el especialista.

Para Sánchez, la suma de las medidas de prevención es lo que logra la eficacia de evitar contagiarse. Es decir, si se respetan todas las normas como distancia social, traer mascarilla, lavarse manos, etc. es mayor la posibilidad de no contagiarnos.

Cuándo realizarte un test

  • Posterior a un contacto de riesgo, si no se tienen síntomas: cinco días después
  • Con síntomas: lo antes posible.

La mayoría de las personas que desarrollan COVID-19 empiezan a notar los síntomas entre 3 a 14 días después de estar expuestas al nuevo coronavirus.

Tipos de pruebas y cuál es mejor

PCR. La mejor prueba para detectar el virus es la molecular/PCR y la fecha ideal para realizarla es del día uno al día siete a partir de los síntomas. Estas pruebas son muy sensibles y muy específicas. Un resultado positivo casi nunca es erróneo al detectar la presencia de SARS-CoV-2.

Sin embargo, dado que las pruebas moleculares/PCR se realizan casi siempre en laboratorios especializados, es un proceso relativamente lento. Los resultados rara vez están listos en menos de un día. Altamente recomendable.

Antígenos. La otra prueba viral es la prueba de antígenos, que es más sencilla y se puede realizar en muchos consultorios médicos usando un hisopado nasal o de garganta. Una prueba de antígenos es rápida, proporcionando resultado en minutos. Pero tiene un problema: Es mucho menos sensible que la prueba molecular/PCR.

Se necesita que haya una cantidad mayor del virus presente para que la prueba dé un positivo. Esto significa que la prueba de antígenos puede a veces dar un falso negativo, es decir que un resultado negativo no siempre es de fiar. Recomendable.

Anticuerpos. Es una prueba de sangre que es eficaz para determinar si tuvo la enfermedad, pero no para determinar si la tiene. Como tal, las pruebas de anticuerpos no se deberían utilizar para diagnosticar la presencia del virus. No recomendable.

Mejor método. La forma más eficaz de detectar el virus mediante una prueba, es de forma nasofaríngea, es decir, se introduce el hisopo por naríz hasta la pared faríngea (garganta) lo que nos resulta en un diagnóstico 100% confiable por encima de una prueba que se realiza solo en naríz o solo en boca.

Durante la enfermedad

En estos momentos en que los hospitales se encuentran llenos, un paciente (en etapa crónica, pero no grave), puede estar en casa, a juicio del especialista Sánchez, si cumple con dos condiciones:

Una es que podamos mantenerlo con oxigenación constante y dexametasona bajo supervision médica. La segunda es revisar su respiración: por abajo de 25 respiraciones por minuto, esta perfecto”.

Para los pacientes que duren más de tres días en cama, Jaime recomienda que se administre un anticoagulante, pero aclara que la aspirina no cumple esa función.

Si nuestro paciente se queda en nuestro domicilio, con un cuadro leve o crónico, se le debe aislar en una habitación solo para su uso”, aclara Jaime Sánchez. También recomienda que el resto de los habitantes usen mascarilla durante la enfermedad del paciente.

Aconseja separar sus utencilios de comida, evitar el contacto con fluidos del paciente, separar su ropa para el lavado; “si no puede tener su propio baño, al menos sanitizarlo cada que lo use”.

Porporcionarle alimentos o medicina al enfermo no debe ser preocupante, ya que una persona puede pasar a la habitación, usar mascarillas ambos, permanecer brevemente y al salir de la recamara la persona que ingresó debe lavarse las manos.

Asi mismo se debe limitar el movimiento del paciente por el resto de la casa o mejor evitarlo; desinfectar superficies y muy importante, ventilar adecuadamente la habitación y el resto de la vivienda.

La CDC y demás sociedades médicas mundiales son muy específicas al sugerir que en un cuadro leve y mientras no baje la oxigenación en sangre, el paciente no necesita medicamentos”, y remata Sánchez, “la medicina es solo para los síntomas; hasta el momento no hay medicamento que cure el Covid”.

En EE UU el único tratamiento y solo en caso de hospitalización, es remdesivir pero sobre todo la dexametasona. Ésta última es la única que ha mostrado una eficacia que ha disminuido mortalidad, necesidad de oxigenar y tiempo de hospitalización de pacientes Covid”, asegura Jaime Sánchez.

Sin embargo, el galeno advierte que dexametasona solo se debe utilizar en caso de baja oxigenación y después de siete días del inicio de síntomas. Antes de tener esas dos características, inclusive es mortal utilizarlo en ciertos pacientes.

Latinos

En opinión de Jaime, la comunidad Latina es la más golpeada porque es la que “tiene que salir a trabajar”. La caraterística es que viven en hogares numerosos, multigeneracionales y la mayoría no puede trabajar desde casa.

La cultura es otra situación en contra, ya que “a los latinos no nos ‘entró’ muy bien esas indicaciones de estar usando masacarillas, dejándonos de tocar la cara, lavarnos las manos frecuentemente” y resume: “La cultura, pobreza, ignorancia e infraestructura de salud en países latinos nos ha llevado a números alarmantes”.

Vacunas

Es más probable que fallezcas por la enfermedad, que por ponerte la vacuna”, afirma Sánchez. “Yo les ejemplifico a mis pacientes que es como un viaje en avión o en carro: los aviones se caen, sí, pero es raro, en comparación con los accidentes vehiculares, que son más frecuentes”.

Recomendaciones

Para el neumólogo Sánchez Gutiérrez, definitivamente las mayores causas de contagio son los eventos sociales; fiestas masivas pero también reuniones en casa.

En EE. UU. y México se confirma cada que hay una fecha como navidad y año nuevo, pues enero fue el peor mes en cuanto a contagios, hospitalizaciones y muertes.

En las áreas donde la enfermedad se está propagando con rapidez, es mejor quedarse en casa tanto como sea posible, especialmente si estás con riesgo más alto de una enfermedad grave a causa de este virus.

Si frecuentas lugares públicos, o reuniones en casa, minimiza tus interacciones. Esto incluye el número de personas con las que interactúas.

Deben utilizar mascarilla si son varios, una buena ventilación, evitar cantar o gritar, así como la distancia a la que te encuentras y cuánto tiempo pasas con las visitas.

Recomendación médica: “Un paciente que satura arriba de 88 por ciento con pocos litros de oxígeno y tiene una respiración de 25 veces por minuto, es un paciente seguro de mantener en casa”. Dr. Jaime Sánchez.

Realidad

Poner a un paciente bocabajo, en posición llamada decúbito prono, incrementa gradualmente la saturación de oxígeno, pero, no substituye a los ventiladores mecánicos y solo se debe practicar por 16 horas con supervisión médica.

Frase

Ir al súper, tocar superficies u objetos no es el verdadero problema, lo es en el momento en que después de tocar cosas no te limpias las manos o te tocas naríz, ojos o boca”. Dr. Jaime Sánchez.

Falso

Se puede administrar oxígeno médico a un paciente con un nebulizador o una bomba de aire de una pecera.

Verdadero

Los antibióticos, como Azitromicina, no son para el tratamiento del Covid; no es una enfermedad bacteriana, sino virulenta.

Falso

Las vacunas son peligrosas. Alteran el ADN. Nos implantan un microchip. Son hechas de tejido fetal.

Dato: El virus no sobrevive dentro del tracto digestivo. Significa que la prosibilidad de contagiarse por medio de los alimentos es muy baja.

Si lo necesita, el Dr. Jaime Sánchez consulta y prescribe recetas en línea (por Internet).

e-mail: [email protected]  Tels 52 33 2471 9998 y 52 33 2537 6705  

http://www.neumologo-guadalajara.com/